fbpx

Prensa

(26 de enero de 2016, San Francisco, CA)—Ayer, el presidente Obama anunció una orden ejecutiva que impone restricciones esenciales al uso del régimen de aislamiento en el sistema penitenciario federal. La orden prohíbe el confinamiento solitario de los jóvenes, reduce el uso del confinamiento solitario para la custodia protectora y exige que los presos con enfermedades mentales graves reciban tratamiento en lugar del confinamiento solitario.

Declaración de la Directora de Políticas Juveniles del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas, Shannan Wilber:

“Al reconocer el daño psicológico devastador y de por vida causado por el aislamiento de los presos, la orden del presidente alinea la política federal con el creciente número de estados que han limitado o prohibido significativamente la práctica. Estas reformas son particularmente importantes dadas las disparidades raciales extremas en el sistema penitenciario, incluido el encarcelamiento desproporcionado y el confinamiento solitario de personas de color. El NCLR está totalmente de acuerdo en que el uso excesivo e innecesario del confinamiento solitario no logra promover la seguridad de nadie y es una "afrenta a nuestra humanidad común".

El movimiento para prohibir el confinamiento solitario de los jóvenes es particularmente crítico para promover el bienestar de los jóvenes LGBTQ encarcelados. Los funcionarios penitenciarios a menudo colocan a los jóvenes LGBTQ en aislamiento durante largos períodos como una forma de protegerlos de la violencia y la agresión sexual. Sin embargo, en lugar de protegerlos, esta práctica causa daños graves y duraderos. Aislar a los jóvenes LGBTQ para “protegerlos” viola sus derechos y elude la obligación de los funcionarios de garantizar la seguridad de todos las jóvenes bajo su custodia, incluidos los jóvenes LGBTQ.

Colocar a los jóvenes en confinamiento solitario basado únicamente en su orientación sexual o identidad de género los somete a un daño inconcebible y refuerza tácitamente el prejuicio y la ignorancia que ponen en peligro a los jóvenes LGBTQ en sus hogares, escuelas y comunidades. La orden ejecutiva del presidente Obama extiende protecciones críticas a todos los jóvenes bajo custodia federal y brinda un apoyo fundamental al movimiento nacional para poner fin a esta práctica cruel y dañina para todos los presos”.

 

Protegiendo nuestro futuro. ¡Done ahora!