fbpx

Prensa

(San Francisco, CA, 10 de junio de 2015)—Hoy, el gobernador de Michigan, Rick Snyder, firmó tres proyectos de ley que permitirán que las agencias que colocan a niños en adopción y cuidado tutelar ignoren los mejores intereses de los niños y, en su lugar, utilicen sus propias “convicciones religiosas o morales o políticas” como base para negar la colocación de un niño con una familia amorosa. Estas leyes deplorables no solo dañarán a las familias LGBTQ, sino también a miles de niños que necesitan desesperadamente un hogar amoroso y afectuoso para siempre.

Declaración de la Directora Ejecutiva del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas, Kate Kendell:

“Nadie que realmente se preocupe por el bienestar de los niños en riesgo apoya una ley como esta. Hacer de los niños peones de esta manera es vergonzoso, cínico y peligroso. Los niños necesitan padres amorosos y hogares seguros que brindan los padres LGBTQ. Las decisiones sobre la colocación deben guiarse por una sola consideración: el interés superior del niño”.