fbpx

Prensa

(Washington, DC, 20 de octubre de 2015)— El Senado de los EE. UU. votó 54-45 en contra de promover un proyecto de ley federal que habría aumentado las penas para los inmigrantes que reingresan a los Estados Unidos después de haber sido deportados y castigado a las ciudades que protegen a los inmigrantes de una deportación injustificada.

Declaración de la Directora Ejecutiva del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas (NCLR), Kate Kendell, Esq:

“Nos alivia que se haya bloqueado otro ataque discriminatorio del Congreso contra la comunidad inmigrante en los Estados Unidos. Sin embargo, es decepcionante que en lugar de promover una reforma migratoria genuina que honre la dignidad y el valor de todas las vidas humanas, independientemente de su país de origen, el Senado prefiera castigar a aquellos que buscan seguridad, refugio y libertad de la opresión y para atacar injustamente a los gobiernos locales que buscan combatir la discriminación contra los inmigrantes y garantizar la seguridad de todos."