fbpx

Prensa

(Washington, DC, 29 de abril de 2015)—Lo siguiente puede atribuirse a la Directora Ejecutiva del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas, Kate Kendell, Esq.

“Estuve en Washington DC esta semana asistiendo a argumentos orales en los casos de matrimonio igualitario, pero mi corazón estaba en Baltimore. La lucha por el derecho al matrimonio siempre ha estado centrada en buscar mayor justicia y dignidad para todas las personas LGBTQ. Si bien es posible que estemos a punto de ganar la libertad para casarnos en todo el país, tal victoria será incompleta mientras se niegue a tantas personas afroamericanas no solo la justicia, sino también sus vidas.

Me duele el corazón por Freddie Gray y todas las vidas negras que se han perdido y se perderán hasta que acabemos con la criminalización de las personas negras y marrones en nuestra sociedad. Hacer que las vidas de los negros importen es una parte tan importante de nuestro trabajo y nuestra visión como ganar la igualdad en el matrimonio. La justicia para la comunidad LGBTQ nunca podrá llegar hasta que todas las personas estén libres de opresión e intolerancia. NCLR apoya a la gente de Baltimore en respuesta a la violencia ilegal y letal infligida a Freddie Gray, reconociendo su indignación como parte de la larga historia de protestas y disturbios de los oprimidos que buscan ser escuchados”.