fbpx

Prensa

(San Francisco, CA, 31 de julio de 2015)–En respuesta a los continuos ataques contra Planned Parenthood por parte de agentes radicales antiaborto y políticos extremistas, la directora ejecutiva del Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas, Kate Kendell, emitió la siguiente declaración:

“NCLR apoya a Planned Parenthood en este momento de ataques implacables. Las engañosas acusaciones que se formulan contra esta red crítica de centros de salud no son más que un ataque transparente a la capacidad de todas las personas para recibir atención médica preventiva y reproductiva compasiva y sin prejuicios.

Los centros de salud de Planned Parenthood y otras clínicas de atención de la salud reproductiva, además de brindar servicios esenciales de planificación familiar y aborto, a menudo son la única fuente de atención para muchos en comunidades vulnerables y desatendidas. Para muchas personas LGBTQ, que experimentan estigma y discriminación en el sistema de atención médica, el personal especialmente capacitado y los programas personalizados, incluidos los servicios para personas transgénero, que se ofrecen en estas clínicas son un salvavidas.

Cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos afirma nuestros derechos fundamentales, a menudo es el comienzo, más que el final, de la lucha. Como ha sido para los derechos reproductivos, así será para la plena igualdad LGBTQ. Como organización comprometida con garantizar los derechos de las personas LGBTQ, la lucha por la plena libertad reproductiva también es nuestra lucha”.

Protegiendo nuestro futuro. ¡Done ahora!