fbpx

Prensa

(Washington DC, 27 de junio de 2016)—Hoy, la Corte Suprema de EE. UU. anuló dos restricciones al aborto promulgadas por el Estado de Texas en 2013 que habrían cerrado tres cuartas partes de las clínicas en el segundo estado más grande del país. La decisión 5-3 en Whole Woman's Health v. Hellerstedt, que defiende los derechos constitucionales de las mujeres de Texas, permitirá que las clínicas restantes en el estado mantengan sus puertas abiertas y despeje el camino para que otras clínicas abran o reabran para satisfacer las necesidades de quienes necesitan servicios de aborto en todo el estado.

Declaración de la directora de políticas de NCLR, Julianna S. Gonen:

“Como lo hizo hace un año en nuestro caso histórico que llevó el matrimonio igualitario a la nación, hoy la Corte Suprema de los Estados Unidos afirmó las protecciones constitucionales que aseguran algunas de las decisiones más personales que uno puede tomar: decisiones sobre la formación de una familia. Ya sea que elija una pareja para toda la vida o que determine si continuar o terminar un embarazo, las libertades consagradas en la Decimocuarta Enmienda son fundamentales y los políticos no pueden legislarlas. El fallo de hoy anuló las normas inconstitucionales impuestas por Texas a las clínicas de aborto. Esas clínicas ahora pueden volver a brindar atención esencial de salud reproductiva, así como atención a la comunidad LGBTQ, que a menudo recurre a estos proveedores como fuentes vitales de atención compasiva y afirmativa”.

Protegiendo nuestro futuro. ¡Done ahora!