fbpx

Press

(San Francisco, CA, 16 de junio de 2014)—Hoy, el presidente Obama ordenó al personal de la Casa Blanca que comenzara a redactar una Orden Ejecutiva que exigiría que todos los destinatarios de contratos federales tengan políticas que prohíban la discriminación laboral basada en la orientación sexual o la identidad de género. Los contratistas federales emplean a más del 20 por ciento de la fuerza laboral de EE. UU., y este movimiento histórico extenderá protecciones cruciales a millones de empleados en función de su orientación sexual e identidad de género.

La Orden Ejecutiva representará una gran victoria en la lucha de los empleados LGBTQ en todo el país, quienes siguen siendo vulnerables a ser acosados, discriminados e incluso despedidos simplemente por ser quienes son. En este momento, no existe una ley federal que proteja explícitamente a las personas LGBTQ de la discriminación laboral. No existen leyes estatales que prohíban expresamente la discriminación basada en la orientación sexual en 29 estados, ni leyes estatales que prohíban expresamente la discriminación basada en la identidad de género en 32 estados.

Declaración de la directora ejecutiva de NCLR, Kate Kendell, Esq .:

“Estamos eufóricos con la noticia de que el presidente ha ordenado a su personal que comience a redactar una orden ejecutiva presidencial para proteger a las personas LGBTQ de la discriminación por parte de los empleadores que trabajan con el gobierno federal. En 32 estados, las personas LGBTQ todavía no tienen protección contra la pérdida de empleo y las acciones adversas en el trabajo basadas en su orientación sexual o identidad de género. La promesa del presidente de firmar una orden ejecutiva que prohíba la discriminación en el empleo para una gran parte de los empleadores brindará a un número significativo de trabajadores LGBTQ la seguridad de saber que pueden mantenerse a sí mismos y a sus familias”.

Protegiendo nuestro futuro. ¡Done ahora!