fbpx

Prensa

Gorsuch no afirma los derechos fundamentales de la comunidad LGBTQ, ve a la Constitución como 'congelada en el tiempo' y cree que la religión puede justificar la discriminación contra los grupos vulnerables

(San Francisco, CA, 23 de marzo de 2017) - Hoy marcó el último día de las audiencias de confirmación del Comité Judicial del Senado para la elección del presidente Trump en la Corte Suprema, Neil Gorsuch. La directora ejecutiva de NCLR, Kate Kendell, Esq. emitió la siguiente declaración en respuesta:

“Al celebrar nuestro cuadragésimo año asegurando los derechos, las libertades y el futuro de las personas LGBTQ, somos muy conscientes de que nuestro trabajo es quizás más importante ahora que nunca. Vivimos bajo una administración que asumió el cargo luego de una campaña basada en divisiones y cuyas acciones iniciales se han dirigido a estudiantes transgénero, mujeres, refugiados, musulmanes y millones de personas que han obtenido atención médica bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. Bajo esta sombra, el Senado de los Estados Unidos está considerando la nominación del juez Neil Gorsuch de la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito de los Estados Unidos para llenar la vacante en la Corte Suprema de los Estados Unidos. Nos unimos a nuestras organizaciones hermanas LGBTQ en una carta al Senado en la que expresamos nuestra oposición a la confirmación del juez Gorsuch basada en su punto de vista extremo de que la libertad religiosa puede justificar la discriminación contra grupos vulnerables, su creencia de que el significado de nuestra Constitución está congelado en el tiempo, y su escepticismo sobre la existencia misma de los derechos fundamentales de libertad y privacidad que son esenciales para la igualdad de las personas LGBTQ.

Habiendo escuchado el testimonio del juez Gorsuch durante los últimos días, nuestras preocupaciones permanecen. A pesar de haber sido preguntado por varios senadores, el juez Gorsuch no estuvo de acuerdo en que los casos clave que afirman los derechos fundamentales, incluida la histórica decisión de igualdad de matrimonio de 2015, fueran debidamente decididos por la Corte Suprema. Si bien repetidamente hizo la declaración nada excepcional de que el precedente legal tiene derecho a ser deferencia, el juez Gorsuch no desautorizaría escritos anteriores en los que cuestionaba la aplicabilidad de los argumentos fundamentales de la Corte Suprema relacionados con la libertad y la privacidad, el fundamento legal que subyace a los casos tan importantes para las personas LGBTQ. Seguimos oponiéndonos a la confirmación del juez Gorsuch como juez asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos ".

Protegiendo nuestro futuro. ¡Done ahora!