fbpx

Press

En una reunión separada el 29 de octubre, el personal de la NCAA y los expertos del NCLR y otras organizaciones deportivas discutieron el tema de los estudiantes atletas transgénero en el atletismo intercolegial.

El año pasado, un estudiante atleta de atletismo de Bates College “salió del armario” como transgénero ante la comunidad del campus y ante otras escuelas de la Conferencia Atlética de New England Small College. El 11 veces lanzador All-American, que nació mujer, anunció su preferencia por ser referido como hombre. El estudiante de último año cambió su nombre a Keelin Godsey (de Kelly) y solicitó que los profesores, entrenadores y compañeros de equipo usaran el pronombre masculino en conversaciones informales, así como en comunicados de prensa y publicaciones escolares.

Actualmente, la NCAA no tiene una política específica relacionada con los estudiantes atletas transgénero. Más bien, la Asociación sigue la clasificación de género de los documentos de identificación estatales de los estudiantes-atletas, como las licencias de conducir y el registro de votantes, y se basa en la designación de esa persona por parte de la institución. Las reglas de la NCAA requieren que un equipo se clasifique como equipo mixto si una institución permite que un miembro del género opuesto compita en un equipo específico de género. El equipo mantendría esa clasificación por el resto del año académico, lo que lo dejaría inelegible para los campeonatos femeninos.

Los participantes en la reunión del 29 de octubre utilizaron la política del Comité Olímpico Internacional para enmarcar la discusión. El COI requiere que los atletas esperen dos años después de la cirugía de reasignación sexual antes de volver a competir, debido principalmente a preocupaciones de equidad competitiva.

Los miembros también discutieron alternativas, como un enfoque en Canadá que se basa en el nivel de testosterona de un atleta transgénero como una forma de determinar si existe una ventaja competitiva. Los participantes de la reunión también sugirieron vincular la participación a un período de tiempo después de que comience el tratamiento hormonal porque no todas las personas transgénero se someten a una cirugía de reasignación. Además, los participantes expresaron su preocupación por las dificultades de confiar en los documentos emitidos por el estado para establecer el género porque las políticas y los procesos para modificarlos varían de un estado a otro.

Mary Wilfert, directora asociada de servicios educativos de la NCAA, enfatizó que la oficina nacional se encuentra en las primeras etapas para determinar una dirección sobre el tema e incorporará los comentarios de los participantes de la reunión. Wilfert dijo que los próximos pasos podrían incluir el establecimiento de una junta asesora.

“A medida que la NCAA avance en estas discusiones, enmarcaremos nuestro trabajo en nuestro compromiso con el juego limpio y la promoción del bienestar de los estudiantes atletas”, dijo.


El Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas es una organización legal nacional comprometida con la promoción de los derechos civiles y humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero y sus familias a través de litigios, promoción de políticas públicas y educación pública.

Www.NCLRights.org.