fbpx

Casos y defensa

In re Admisión de Sergio García Amicus

Estatus Cerradas

Resultado: Victoria

Ubicación: California.

Los padres de Sergio García lo trajeron de México a los Estados Unidos cuando era un bebé. El padre de Sergio solicitó una visa de inmigrante en nombre de Sergio. Aunque la solicitud fue aprobada en 1995, Sergio no ha podido aplicar para ajustar su estatus migratorio desde entonces porque el gobierno de los Estados Unidos aún no le ha asignado un número de visa casi veinte años después. Mientras esperaba que se completara su papeleo de inmigración, Sergio siguió con su vida y decidió asistir a la escuela de leyes, cumpliendo un sueño de la infancia. Sergio completó la facultad de derecho y aprobó el examen de la barra de California, pero se le negó la admisión a la barra debido a su estado migratorio. Apeló esa decisión ante la Corte Suprema de California.

El Centro Nacional por los Derechos de las Lesbianas, junto con Lambda Legal, presentó un escrito de amicus curiae en nombre de Sergio García. Al igual que los inmigrantes indocumentados, las personas de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero se han enfrentado a leyes y normas discriminatorias que les impiden categóricamente cumplir con sus aspiraciones profesionales y personales. Trazando esas analogías para la Corte, el escrito amicus demostró las inexactitudes de esos reclamos según se aplicaban a ambos grupos de personas. Resaltando la irracionalidad de esas creencias y conceptos erróneos, el escrito argumenta que la Corte Suprema de California debería otorgar a Sergio García la admisión al colegio de abogados porque su condición de indocumentado es irrelevante para su capacidad y aptitud para ejercer la abogacía.

El 2 de enero de 2014, la Corte Suprema de California emitió su dictamen allanando el camino para que Sergio García se convirtiera en abogado con licencia en California. El Tribunal determinó que una nueva ley de California, promulgada poco después de la presentación oral del caso, permite que inmigrantes como Sergio obtengan licencias profesionales y que, por lo demás, esté completamente calificado para ser abogado. NCLR aplaude esta decisión y felicita a Sergio por su importante victoria.